Ganadería Volver

En lo que va de 2017 el precio de la hacienda perdió ante la inflación

Por kilo vivo, según un informe del Ieral, en los últimos once meses el novillo perdió 11,8%, el novillito 11,9% y el ternero 11,3 por ciento.

20 dic, 2017

Por kilo vivo, según un informe del Ieral, en los últimos once meses el novillo perdió 11,8%, el novillito 11,9% y el ternero 11,3 por ciento.

El precio de la hacienda, en lo que va del año, perdió frente a la inflación. El valor del ternero de invernada (entre 180 kilos y 200 kilos, el que va a engorde) cayó 13,3% en los últimos 11 meses. Si, en cambio, los precios se ajustan a valores corrientes, la variación fue positiva, con un 9,8% en el mismo período.

Un trabajo de Juan Manuel Garzón, economista del Ieral de la Fundación Mediterránea, presentó estos valores ajustados por inflación en base al Mercado de Liniers: el del novillo perdió 11,8% entre enero y noviembre de este año; el del novillito, 11,9% menos, y el del ternero, 11,3%, siempre en el acumulado de 11 meses.

En cambio, a precios corrientes, el kilo de novillo en el Mercado de Liniers mejoró 11,3%; el de novillito, 11,2% y el del ternero, 11,9%. Son los valores del mercado que reflejan lo que sucede con animales que van básicamente a faena.

En cambio el dato de "Entre Surcos y Corrales", hace referencia a la hacienda que va a engorde. El ternero de invernada cayó 13,3% ajustado por inflación en tanto que subió 9,8% a valores corrientes.

Garzón planteó que la evolución de los precios ajustados muestra que el productor debe hacer "más kilos de animales para mantener su nivel de vida; debe compensar la baja de precios con un esfuerzo mayor en la producción, significa que lo que produce no es tan 'valioso' como lo era antes".

Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales, explicó que mejoraron los volúmenes de stock, con un crecimiento de entre el 5% y el 7% y en faena la evolución también rondó el 7% (unas 12,7 millones de cabeza) que se fundamenta por un mayor consumo interno y un alza de 30% en las exportaciones. Los precios internacionales están deprimidos, al igual que los del mercado interno.

No obstante, Urcía no espera un repunte porque "hay buena producción de pollos y cerdos y sus precios están por debajo (de la carne vacuna)".

"El comercio no puede tocar los precios sino que trabajan sobre costos, rentabilidad". Consideró que recién en marzo o abril próximos podría haber una suba.

Fuente: Gabriela Origlia – La Nación


Fuente: Sociedad Rural Rosario

Volver