Apicultura Volver

El PEC: Argentina se preparó para detectar el ingreso de esta plaga exótica

Debido a la relevancia que implicaría el Pequeño Escarabajo de las Comenas (PEC) en nuestro país el 9 de junio de 2016 SENASA, declaró el alerta sanitaria nacional a través de la Resolución N° 302/2016. Esta resolución impulsa y le da el marco normativo a INTA y MINAGRO para poder actuar conjuntamente con las medidas de vigilancia que el SENASA implementa en el territorio

05 ene, 2018

El Pequeño escarabajo de las colmenas, Aethina  tumida (PEC), descrito por primera vez en el año 1867 por Murray, es originario del sur de  África donde afecta a Apis mellifera scutellata y Apis mellifera capensis. Es un coleóptero que se dispersó a otros continentes donde  las abejas europeas resultaron indefensas ante esta plaga exótica.   

Pertenece al Orden Coleóptera, familia Nitidulidae.  Es generalista,  su reproducción está asociada con abejas, abejorros, abejas sin aguijón, frutas y carne. Este grupo está caracterizado por la afinidad que tienen a productos que pueden fermentar, en las colmenas de Apis se caracteriza por alimentarse de la miel, el polen, cría y abejas muertas. Sus larvas poseen en el tracto digestivo una levadura que provocan la fermentación de la miel, destruyendo los panales.

Los escarabajos adultos, tienen forma aplanada, miden aproximadamente 5-7 mm de largo (un tercio del tamaño de la abeja adulta) y 3,2 mm de ancho, las hembras son ligeramente más largas que los machos. Son de color rojizo inmediatamente después de la fase de pupa para pasar, al poco tiempo, a color negruzco, poseen un par de antenas muy características filiformes que se ensanchan en su extremo. Su primer par de alas (élitros) son  más cortas  que el abdomen por lo que se puede observar la porción terminal del mismo, y el tórax termina en sus extremos laterales en punta.

A. tumida se ha convertido en una amenaza global desde 1998,  encontrándose en Estados Unidos de Norte América (1998), México (2007), El Salvador (2013) y Nicaragua (2014). En agosto de 2014 se detectó en un apiario centinela de la frontera norte de Costa Rica, y el 23 de febrero de 2016, la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) emitió un alerta por la presencia del escarabajo en Piracicaba, San Pablo, Brasil. Hasta la fecha, Argentina no tiene reportes de su presencia, pero su detección en San Pablo alertó a los organismos nacionales  por su posible  ingreso al país y la relevancia que tendría en la producción apícola argentina.

En marzo de 2016 en el marco del Proyecto REDLAC (Red para el Fortalecimiento de la Apicultura en América Latina y el Caribe) del PROAPI, a instancias de pedidos de Costa Rica, se organizó conjuntamente con SENASA (Costa Rica) un workshop sobre el Pequeño Escarabajo en este país.  El mismo contó con la presencia de especialistas y expertos referentes en las decisiones en sanidad apícola de Costa Rica, República Dominicana, Nicaragua, El Salvador, Uruguay y Argentina. Este workshop dio a Argentina ventajas competitivas en  respuesta a esta problemática. Es por esto que en abril de ese año  se conformó una comisión específica del PEC integrada por técnicos del SENASA (Mauricio Rabinovich y Mariano Bacci), INTA (Natalia Bulacio Cagnolo, Alejandra Palacio y Graciela Rodriguez) y MINAGRO (Alfonso Lorenzo y Aníbal Taverna), para el diseño de una estrategia  para el monitoreo, prevención y control a nivel nacional, y articulada regionalmente.

El objetivo de la comisión fue conformar un espacio de trabajo con vista a disponer y articular  una estrategia de prevención para mitigar el riesgo de ingreso a nuestro país del PEC, generar capacidades para la detección temprana en los territorios de mayor riesgo y establecer los procedimientos en caso de confirmar su reporte. También contar con una estrategia de control, en caso de que sea detectado en Argentina.

La misión fue llegar a los productores y profesionales con un mensaje consensuado, claro y único para poder preparar  al sector apícola con la antelación necesaria ante el posible avance de la plaga, para ello se priorizó la difusión y capacitación. Hasta la fecha la comisión del PEC realizó  46 capacitaciones en diferentes provincias del territorio argentino, priorizando las cinco que podrían presentar mayor probabilidad de ingreso del escarabajo por su ubicación en frontera.

De acuerdo a los informes que Brasil envió a la OIE hasta el momento se han reportados 39 outbreaks o focos, siendo el último reporte el 06/09/17. Para esta fecha la OIE  ha dado por finalizado los reportes argumentando que: “El evento no puede considerarse resuelto, pero la situación es suficientemente estable. No se enviarán más informes de seguimiento. La información acerca de esta enfermedad se incluirá en los próximos informes semestrales” (OIE: https://www.oie.int/wahis_2/public/wahid.php/Reviewreport/Review?reportid=23414).  Esto se fundamenta en el hecho que la plaga se ha desplazado con dirección sudoeste en el estado de San Pablo y últimamente en el estado de Río de Janeiro quedando circunscripta allí por el momento.

Debido a la relevancia que implicaría esta plaga en nuestro país el 9 de junio de 2016 SENASA, declaró el alerta sanitaria nacional a través de la Resolución N° 302/2016.  Esta resolución impulsa y le da el marco normativo a INTA Y MINAGRO para poder actuar conjuntamente con las medidas de vigilancia que el SENASA implementa en el territorio.

Dentro de las acciones realizadas hasta la fecha, se estableció un procedimiento para la notificación y atención de sospechas y un plan de contingencia para implementar en el caso de que el escarabajo  se detecte en nuestro país. Una de las medidas implementadas por el SENASA consistió en establecer una “certificación complementaria” a la certificación fitosanitaria, que debe cumplimentar Brasil en sus exportaciones de fruta a nuestro país. En referencia este, a principio de setiembre de 2016 se llevó a cabo en Gobernador Virasoro, provincia de Corrientes, un decomiso por el personal del SENASA de dos embarques de importación de frutos frescos de mamón por un total de 50.000 kg provenientes de San Pablo, Brasil.  Estos dos embarques no cumplían las exigencias establecidas en la Resolución N° 302/2016.

Hasta la fecha SENASA ha recibido 6 denuncias de sospecha  de A.  tumida en apiarios. El primer reporte fue en Reconquista (Santa Fe) en setiembre de 2016 y el siguiente en Bella Vista (Corrientes) en noviembre del mismo año. Durante el presente año se sucedieron sospechas provenientes de Puerto Iguazú, Los Toldos, Luján y Carlos Tejedor, prov. de Bs As. Luego de la identificación taxonómica realizada por especialistas de SENASA se determinó que todos los casos fueron negativos.  Estas denuncias evidencian que hay un conocimiento instalado en los territorios sobre el accionar ante la sospecha de su presencia y una mayor sensibilización por parte de los productores.

De esta manera se han brindado herramientas al sector apícola para reducir el riesgo de ingreso de esta plaga y en caso de que suceda, detectarla rápidamente y contener su dispersión.

Como resultado del trabajo articulado de la Comisión del PEC con los responsables de las provincias de mayor riesgo de ingreso, se conformó una red nacional de apiarios bajo vigilancia activa como estrategia de detección temprana frente al posible ingreso de esta plaga exótica.

A estas acciones se suma la propuesta del Programa Nacional de Apicultura (INTA-PROAPI) para integrar a esta red a las Unidades Demostrativas Apícolas (UDA´s)  y apiarios de productores particulares ubicados en las provincias de mayor riesgo de ingreso (Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Buenos Aires Norte y Entre Ríos). El objetivo primordial es ampliar esta red nacional de vigilancia para potenciar la detección temprana del PEC con el objetivo de focalizar y contener la dispersión del pequeño escarabajo de las colmenas en el territorio nacional.

Este sistema de vigilancia complementaria bajo la supervisión de los técnicos territoriales, está conformado por apicultores capacitados que voluntariamente participan en la observación de sus colmenas en busca de ejemplares compatibles con el PEC y permitirá detectar y alertar al SENASA para actuar en caso de confirmarse un posible foco.

Luego de un año de trabajo conjunto, se logró definir medidas preventivas antes del ingreso de esta plaga al país, también se considera que gracias a éstas y al plan de acción elaborado se podría contener una eventual infestación por A. tumida. Los responsables y decisores (profesionales, apicultores, instituciones y organismos del estado de cada territorio) en cada territorio están capacitados e informados a acerca de las medidas a tomar ante cualquier reporte y así evitar una mayor diseminación de este coleóptero. 

Se considera que esta primera etapa de trabajo interinstitucional ha culminado de manera exitosa ya que se han cumplido todos los objetivos propuestos, con el compromiso de cada institución de continuar velando por la continuidad de las acciones a futuro como capacitaciones, sensibilización, difusión, etc.

Es importante destacar que: Argentina es un país libre de la plaga por lo que se recomienda que ante la sospecha de ejemplares similares a Aethina tumida se realice la notificación inmediata,  que es obligatoria, ante el SENASA. 

 

¿Qué se debe hacer ante la sospecha?

Colectar ejemplares en un frasco con alcohol y contactarse inmediatamente con la oficina local del SENASA y con el Programa Nacional de Sanidad Apícola (www.senasa.gob.ar/institucional/centros-regionales/oficinas-senasa) - Teléfono: 011- 421 5408 - Correo electrónico: apicultura@senasa.gob.ar
Consulte también a sus técnicos territoriales (INTA, provincias, etc.) quienes facilitarán el contacto con la autoridad sanitaria correspondiente.


AUTORES
Natalia Veronica BULACIO CAGNOLO
 , 
Alfonso LORENZO - MINAGRO
 , 
Mauricio RABINOVICH - SENASA
 , 
Graciela Adriana RODRIGUEZ
 , 
María Alejandra PALACIO
UNIDADES
EEA Rafaela, EEA Balcarce


Fuente: INTA

Volver