Agricultura Volver

El ingeniero Bertoni, conforme con el año de gestiones

SECRETARÍA DE RECURSOS HÍDRICOS. El especialista santafesino se hizo cargo de secretaría en un delicado momento: las inundaciones de enero pasado. En dialogo con CASTELLANOS se refirió a los trabajos realizados y los avances en nuestro departamento, fundamentalmente en la cuenca del Vila – Cululú. Recalcó que uno de los logros más importantes es haber podido entablar un diálogo abierto, franco y permanente con los productores.

20 ene, 2018

Por Gonzalo Rodríguez. Un año atrás nuestra región padecía, una vez más, los anegamientos y excesos hídricos. Una situación que ponía nuevamente los cultivos en peligro y obligaba a trasladar, o directamente deshacerse, del ganado. La repetición del fenómeno en el departamento Castellanos, en especial del corredor de la cuenca del canal Vila – Cululú, llevaba a productores y vecinos a lanzarse a las calles y rutas en la búsqueda de ser escuchados.
La verdad era una sola: más allá de los extraordinarios eventos climáticos no se tenía recuerdo algunos de trabajos hídricos que amortigüen las lluvias.
En ese momento el Ministro de Infraestructura de la Provincia, José Garibay, convocó al Ing. Juan Carlos Bertoni para convertirlo en piloto de tormenta: ponerlo al frente de la Secretaría de Recursos Hídricos.
El prestigioso profesional, con formación y experiencia internacional, comenzó a trabajar con parte de la estructura del ministerio y, si bien las soluciones finales tardarán mucho tiempo en llegar, se entró en una dinámica de gestión innegable.
A un año de su llegada al gobierno provincial Bertoni dialogó con CASTELLANOS: "Veníamos de un 2016 bastante complejo y todo el verano de 2017, ingresando inclusive en el invierno, fueron períodos muy complejos. Pero personalmente creo que es inteligente de las situaciones más críticas obtener enseñanzas. Tengo una mirada positiva porque además de las acciones que se realizaron, que fueron de emergencia, se encararon obras como la del Vila – Cululú, obras menores. También hemos dialogado mucho, la gente ha aprendido un poco a dialogar, hemos la idea de empezar a trabajar más que tratando que cada uno resuelva su problema particular con una mirada un poco más amplia. Nosotros trabajamos a nivel de cuencas hidrográficas. Una de las cuestiones más importantes que yo rescato es que hasta la gente que he notado al principio era la más álgida, hasta con ellos hemos terminado el año en muy buenas relaciones, con muy buen diálogo. Esa es la senda que tenemos que seguir. Tenemos una serie de desafíos por delante, mejorar, ampliar y profundizar los trabajos con los comités de cuenca, la ley de aguas, es decir una serie de cosas que en 2018 tenemos como gestión de los recursos hídricos."
-¿La clave de la gestión, del trabajo en equipo, del compromiso de los productores es "involucrar"?
-Yo recuerdo en el mes de febrero que la posición de todo el mundo era "yo no tengo nada que ver, resuelvan ustedes el problema". Es claro que cada uno tiene sus responsabilidades. Por supuesto que el gobierno tiene la suya en las obras, el Estado tiene una función muy importante en la gestión de los recursos hídricos que es regir. En distintas partes del mundo tenemos muy buenos ejemplos y no hay que irse a Francia, a Suiza, a Alemania. Tenemos casos más cercanos como Brasil, donde ha avanzado muchísimo la gestión hidrográfica a nivel de cuencas. Cuando el aguas arriba trabaja pensando en el de aguas abajo y viceversa. Ese diálogo, esa mirada un poco más profunda, que no impide que uno tenga que resolver cuestiones de emergencia y demás, nos va a hacer crecer muchísimo. Hubo una evolución y estoy muy confiado en ese sentido.
-Ingeniero sabe que en nuestra zona se esperan novedades del plan de readecuación de la obra de la cuenca del Vila – Cululú.
-La semana pasada estuve en Buenos Aires porque es una obra que va a ser financiada por Nación y que fue presentada en forma conjunta entre Córdoba y Santa Fe. Me interioricé sobre cómo sigue el trámite y en principio ya estamos en la recta final para que en pocos días más la Nación busque la partida presupuestaria y a partir de ahí se pueda formalizar el convenio. En este caso sería entre Nación y Santa Fe, licitada por nuestra provincia y financiada total o parcialmente por el gobierno nacional. La promesa que tenemos es de una financiación total, del orden de unos $ 400 millones.
-¿Qué tiempos manejan?
-Como era un proyecto que tenía su envergadura, sumado al proceso de aprobación y demás, es una gestión que debemos seguir de cerca. Esto no es presentar el expediente en una oficina y olvidarse, esperar una respuesta. Uno tiene que seguirlo, eso estamos haciendo. En el mientrastanto hubo una serie de reuniones a nivel de la Secretaría de Recursos Hídricos con los presidentes comunales e integrantes de los comités de cuenca donde se fueron definiendo una serie de acciones. Esas realizaron con mayor velocidad, otras con menor, a veces los equipos y máquinas generan algunos problemas, pero se fueron encarando. No quiero dar una fecha porque depende de muchas cosas y la financiación depende de Nación. Nosotros ya estamos dedicando en la secretaría a la presentación de los pliegos. Queremos tenerlos entre enero y febrero. Hace un tiempito atrás se hicieron otras licitaciones como la traza 3 en la zona de Suardi y San Cristóbal, recientemente en la zona de Arequito. Esta licitación provincial del Vila – Cululú va a ser muy importante y esperamos estar anunciándola cuanto antes. Si podemos vamos a tratar de tener también el aval de la financiación, que en principio lo tenemos de palabra. Si no la idea es que la Provincia largue igualmente la licitación, posiblemente con una etapa menor. Estamos acelerando para que a corto plazo tengamos la obra en marcha.
-¿En todo este tiempo realizó además algunos cambios internos?
-Siempre en las gestiones hay un frente externo y un frente interno. El frente externo fue la problemática en el territorio. En el frente interno uno se tiene que organizar de la mejor manera. Hay que adaptarse a los tiempos, a las nuevas tecnologías, a las nuevas temáticas. También hemos estado trabajando fuertemente en el frente interno en una nueva reorganización, que en realidad potencia muchísimo el trabajo en el territorio, es decir el contacto directamente con la gente, con los comités de cuenca. Por eso comentaba que en breve vamos a comenzar a trabajar fuertemente con los comités. Sus trabajos son muy importante pero en muchos casos hemos notado que se puede mejorar. Ellos hacen parte de la gestión. Ahora si esa gestión se resuelve con una mirada simplemente de un distrito o de intereses particulares, lejos estaríamos de hacer una buena gestión. Tenemos que tratar que sean verdaderamente hitos de apoyo a una gestión más generalizada. Hemos trabajado en alguna restructuración interna, pero intentamos hacerlo con la gente propia. Tenemos muchos profesionales que tienen mucha experiencia, tenemos que incorporar gente joven, hacer un recambio y demás y en eso estamos trabajando.

 

Una situación incómoda
El Ing. Juan Carlos Bertoni fue presentado en sociedad en Presidente Roca, una reunión que encabezó el Ministro Garibay y de la que también participaron Nicolás Mijich y Norberto Gandolfo, funcionarios de la misma cartera. Constituidos los "autoconvocados", los representantes provinciales fueron a exponer ante los productores y vecinos, cansados, angustiados, enojados por una nueva inundación.
El aire podía cortarse en el SUM de la pequeña localidad. El calor era húmedo, insoportable, soporífero. Luego de las primeras palabras de Garibay los productores decidieron apagar los pocos ventiladores que había ya que no dejaban escuchar nítidamente. Un clima pesado, en todos los sentidos.
Recordamos esa situación con el Ing. Bertoni, quien reflexionó que "hace bastantes años que trabajo en la gestión de los recursos hídricos. Dios me ha dado la oportunidad de trabajar en otros países, por ejemplo en Centroamérica, donde los problemas de las grandes inundaciones, los problemas sísmicos son mucho más frecuentes que los que ocurren en nuestra región. Tuve la suerte, por así decirlo dese el punto de vista de la experiencia personal, de participar de esos procesos. Soy una persona que medianamente estoy acostumbrado a ese tipo de cosas, tal es así que no me asombró que la gente tuviera esa actitud, lo sabía. Pensé que había que trabajar mucho hasta llegar a la visión de que todos comprendan que todos tenemos parte de responsabilidad en esto."
-¿Por qué asumió el desafío?
-¿Para qué capacitarse y poder brindar el conocimiento en otra parte del mundo y no hacerlo en la región de uno? Es un poco devolverle a la sociedad. Yo estudié en la escuela pública, en la universidad pública, en la Argentina. Me preocupé por formarme en el extranjero, pero en general tengo una formación del Estado, entonces qué mejor que devolverle el trabajo a nuestra sociedad.


Fuente: Diario Castellanos

Volver