Agricultura Volver

Productores de algodón preocupados por acceso a nuevas variedades

Mientras suben precios del producto a nivel mundial

24 feb, 2018

Al productor de algodón argentino le preocupa el acceso a nuevas variedades del cultivo y tecnología de producción, mientras suben los precios a nivel mundial indicó un informe técnico difundido por Coninagro.
   Además señaló que el productor "comienza a considerar la calidad de la fibra de algodón, pero necesita más capacitación" mientras "continúa luchando con el picudo algodonero (plaga), buscando nuevas alternativas de control y el compromiso de los actores.
   La Argentina, en el ránking mundial, es el 12° país en área y producción de algodón, mientras que rendimiento se ubica en el 20° lugar, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA.
   El reporte indicó además que "el algodón no sólo es insumo en la industria textil sino en que también se utilizan en la industria agropecuaria, alimenticia, cosmética e industrial".
   "Por ejemplo, las semillas y la harina se pueden utilizar como alimento animal, las cáscaras como fertilizantes, el aceite como compuesto de productos alimenticios y maquillaje o como biocombustible", dijeron los autores del estudio.
   El 90% del algodón se localiza en las provincias de Santiago del Estero (46%), Chaco (29%) y Santa Fe (15%) y está presente en Salta (6%), Formosa (2%),y San Luis (2%).
   De acuerdo con el Ministerio de Agroindustria de la Nación, , la siembra de algodón para la campaña 2017-2018 es 18,6 por ciento mayor que en el ciclo pasado.
   El aumento de superficie se debe principalmente a la mejora del precio internacional de las fibras.
   "Si bien el incremento de la superficie con algodón es importante, se debe tener en cuenta que, en 7 años, el área pasó de 640 mil hectáreas a 253 mil hectáreas (-61%)", aseguraron los técnicos.
   La característica del cultivo del algodón es que requiere un seguimiento exhaustivo del picudo algodonero, plaga que es un insecto que se alimenta de los botones florales, flores y cápsulas del algodón.
   Su acción impide la floración y fructificación, por lo cual afecta directamente al rendimiento y el picudo algodonero se considera una de las plagas más destructivas a nivel mundial.
   Una vez que el algodón es cosechado, se lleva mediante camiones con cubierta a las desmotadoras de las cuales, el 89% de las plantas se encuentran localizadas en la zona de producción primaria.
   El desmonte del algodón consiste en separar las semillas y la cápsula (cáscara) de las fibras y el producto final es un fardo o un rollo de fibras de algodón.
   Desde el 2016 los precios de la fibra de algodón comenzaron a ascender, la fibra de calidad C aumentó 15%, y en el caso de las calidades más bajas, los incrementos fueron mayores, 24% para D y 37% para F.
   Según el USDA, la cosecha 2017-2018 mantendrá firme los precios debido a la reducción de los stocks mundiales y a la demanda creciente (+3%), impulsada por India y Pakistán.
   Buenos Aires, 22 febrero (NA) -- Al productor de algodón argentino le preocupa el acceso a nuevas variedades del cultivo y tecnología de producción, mientras suben los precios a nivel mundial indicó un informe técnico difundido por Coninagro.
   Además señaló que el productor "comienza a considerar la calidad de la fibra de algodón, pero necesita más capacitación" mientras "continúa luchando con el picudo algodonero (plaga), buscando nuevas alternativas de control y el compromiso de los actores.
   La Argentina, en el ránking mundial, es el 12° país en área y producción de algodón, mientras que rendimiento se ubica en el 20° lugar, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, USDA.
   El reporte indicó además que "el algodón no sólo es insumo en la industria textil sino en que también se utilizan en la industria agropecuaria, alimenticia, cosmética e industrial".
   "Por ejemplo, las semillas y la harina se pueden utilizar como alimento animal, las cáscaras como fertilizantes, el aceite como compuesto de productos alimenticios y maquillaje o como biocombustible", dijeron los autores del estudio.
   El 90% del algodón se localiza en las provincias de Santiago del Estero (46%), Chaco (29%) y Santa Fe (15%) y está presente en Salta (6%), Formosa (2%),y San Luis (2%).
   De acuerdo con el Ministerio de Agroindustria de la Nación, , la siembra de algodón para la campaña 2017-2018 es 18,6 por ciento mayor que en el ciclo pasado.
   El aumento de superficie se debe principalmente a la mejora del precio internacional de las fibras.
   "Si bien el incremento de la superficie con algodón es importante, se debe tener en cuenta que, en 7 años, el área pasó de 640 mil hectáreas a 253 mil hectáreas (-61%)", aseguraron los técnicos.
   La característica del cultivo del algodón es que requiere un seguimiento exhaustivo del picudo algodonero, plaga que es un insecto que se alimenta de los botones florales, flores y cápsulas del algodón.
   Su acción impide la floración y fructificación, por lo cual afecta directamente al rendimiento y el picudo algodonero se considera una de las plagas más destructivas a nivel mundial.
   Una vez que el algodón es cosechado, se lleva mediante camiones con cubierta a las desmotadoras de las cuales, el 89% de las plantas se encuentran localizadas en la zona de producción primaria.
   El desmonte del algodón consiste en separar las semillas y la cápsula (cáscara) de las fibras y el producto final es un fardo o un rollo de fibras de algodón.
   Desde el 2016 los precios de la fibra de algodón comenzaron a ascender, la fibra de calidad C aumentó 15%, y en el caso de las calidades más bajas, los incrementos fueron mayores, 24% para D y 37% para F.
   Según el USDA, la cosecha 2017-2018 mantendrá firme los precios debido a la reducción de los stocks mundiales y a la demanda creciente (+3%), impulsada por India y Pakistán.  


Fuente: Primicias Rurales

Volver