Agricultura Volver

Por la sequía, habrá lotes de soja que no se cosecharán

En el centro norte provincial. Se debe a la complicada perspectiva de las ofertas forrajeras y los bajos rindes estimados, algunos productores de soja decidieron pastorerlas con animales y en otros casos optaron por hacer rollos para reserva.

23 mar, 2018

Según el último informe de la Bolsa de Comercio de Santa Fe y del Ministerio de la Producción, habrá lotes de soja tardía que no se cosecharán. Es que la sequía afecta alrededor del 75% del área del cultivo y al no mejorar la situación algunos productores están optando por comerlas con los animales

La campaña 17/18 es una de las más complicadas de los últimos años.  Las débiles precipitaciones en forma de chaparrones aislados fueron de bajos montos y los descensos de las temperaturas medias diarias, no fueron suficientes para la demanda de los cultivos, ni sirvieron para mejorar la situación actual ni futura.

Particularmente en el cultivo de Soja de Segunda o Soja Tardía, los productores hicieron cambios en la planificación y tomaron decisiones día a día. Una de las posturas que se mantuvo fue la del pastoreo con animales y en otros casos, la realización de rollos para reserva, ante la complicada situación a futuro de las ofertas de forraje.

El proceso de cosecha avanzó en los distintos departamentos centro-norte de Santa Fe, la intensidad fue diferente entre los cultivos:

1) Maíz de primera un 82 % (pérdida consolidada de la producción en un 18 %)

2) Arroz un 65 %

3) Algodón un 10 % y,

4) Sorgo granífero un 20 %

Situación actual de cada cultivo: 

MAÍZ TEMPRANO

El grado de avance en el proceso de cosecha llegó a un 82 %. La trilla continuó  regulada por los porcentajes de humedad de grano. Los rendimientos medios  se mantuvieron estables;
en el norte de 45 a 60 qq/ha,
en el centro entre 65 a 75 qq/ha y
en el sur, fueron de 85 a 110 qq/ha. La sanidad presentó buena condición, sin complicaciones en este período.

ARROZ

El avance del proceso de cosecha fue del 65 %, representando aproximadamente unas 20.800 ha. La recolección se aceleró debido a las temperaturas y baja humedad atmosférica, con un rendimiento promedio de 6.000 a 6.500 kg/ha.  Los ataques de aves se acentuaron a medida que disminuyeron las áreas a cosechar.

ALGODÓN

El proceso de cosecha continuó a ritmo lento interrumpido por las precipitaciones puntuales donde se produjeron.

Los rendimientos promedios continuaron en aumento, comparado a los obtenidos en el comienzo y que fluctuaron entre 1.900 a 2.500 kg/ha en bruto, con lotes de 2.700 kg/ha, con muy buena calidad, siendo considerados por los productores y técnicos como buenos, ante las escasas precipitaciones y disponibilidad de agua en el desarrollo de los algodonales.

SOJA TEMPRANA

El avance en los estados fenológicos fueron normales y el cultivo se mantuvo un estado sanitario bueno, manteniéndose la muy baja presión de presencia de plagas, como oruga medidora, bolillera y chinches. Un 75 % de los lotes de la superficie sembrada para esta campaña 2017/2018 presentó estado bueno, con cierto porcentaje a muy bueno, conservando los indicadores ya enunciados, como un muy buen desarrollo de estructura, altura y stand de plantas, como así también buena cantidad de flores en nudos y vainas. Un 18 % presentó estado bueno a regular, como consecuencia del estrés hídrico y térmico sufrido, acentuado por la ausencia de precipitaciones y el 7 % restante estado regular a malo, consecuencia de lo mencionado. Particularmente este porcentaje se ubicó geográficamente en la zona del centro norte del área de estudio.

SORGO

Los indicadores enunciados en informes anteriores, como el cambio de coloración de hojas muy marcados, no uniformidad de lotes, enrollamiento de hojas, estructuras débiles de plantas y un mayor grado de enmalezamiento en detrimento de la producción del cultivo, no han variado. Ante dicha realidad y situación se estuvieron cambiando destinos de lotes pasando de grano comercial a pastoreos o puntualmente rollos.

El proceso de cosecha continuó lentamente y particularmente en los lotes sembrados temprano, manteniéndose los rendimientos promedios obtenidos que fueron entre 20 a 55 qq/ha.
La condición sanitaria hasta la fecha fue buena y de baja presión en los cultivares.

SOJA TARDÍA

Se mantuvieron las condiciones climáticas y las características del período seco, por lo cual se estimó que un 75 % del área sembrada presentó diferentes grados de afectación, situación que con el transcurso de los días disminuyó las probabilidades de cambio, por lo cual la producción final resultaría inferior y de importancia a la campaña pasada. Los productores hicieron cambios en la planificación y tomaron decisiones día a día. Una de las posturas que se mantuvo fue la del pastoreo con animales y en otros casos, la realización de rollos para reserva, ante la complicada situación a futuro de las ofertas de forraje. Los síntomas principales enunciados continuaron incrementándose, como lo fueron: poco desarrollo de estructuras y stand de plantas, bajas alturas, entresurcos no cerrados, amarillamiento de hojas basales, no uniformidad de lotes (desparejos) y mortandad de plantas a medida que pasaron los días.

MAÍZ TARDIO (DE SEGUNDA)

El progreso de los estados fenológicos en los cultivares lentamente avanzaron acentuándose los síntomas característicos de estrés hídrico y térmico.

Con el transcurso de los días continuó incrementándose la superficie afectada y se observaron los síntomas ya enunciados: el enrollamiento de hojas, cambios de coloración, amarillamiento de hojas inferiores, con bajo desarrollo en altura, estructura y uniformidad de plantas, lotes desparejos y ataques de orugas cogolleras.

Por ello a la fecha, un 68 % del área sembrada presentó estado regular, dicho porcentaje se incrementó en 3 puntos en la semana. El porcentaje restante en estado bueno y bajas consecuencias.


Fuente: Infocampo

Volver