Lechería Volver

Una mirada sobre el panorama lechero

Marzo de 2018

28 mar, 2018



CONDICIONES AGROCLIMATICAS

Transitamos Marzo sin poder superar los efectos negativos de la sequía instalada en los últimos meses sobre la pradera pampeana. Las lluvias irregulares de mediados de mes no han alcanzado para devolver humedad y reservas suficientes a los suelos. Vinieron con viento, y además, ya hubo heladas en algunos lugares de la Cuenca Oeste. Por lo que esperamos nuevos turnos de agua, con dificultades crecientes. El enfriamiento del pacífico ecuatorial tendería a diluírse, y hacia el invierno pasaríamos de una “Niña débil” a una fase “neutra”. Así, sin certezas, tenderían a regresar lluvias “normales”. Para el trimestre Mar-Abr-May, el SMN proyecta como probable para Bs As: precipitaciones normales/inferiores a las normales y temperaturas predominantemente mayores a las normales (que podrán alternarse con entradas crecientes de masas de aire frío, propias de la estación).

PRODUCCIÓN Y PERSPECTIVAS

De acuerdo a los datos de la Dirección de Lechería (Ministerio Agroindustria), la producción nacional de leche superó a la del año previo en la comparación interanual: +13% en Enero y +14% en Febrero. En la Cuenca Oeste, a tambo constante, tomando referencia en el recibo de Mastellone Hnos de Trenque Lauquen, Febrero creció +7,0% y Marzo +4,0% por sobre 2017, con un significativo incremento de los sólidos de leche, a partir de la segunda quincena. Mientras, en muchos tambos, se sigue trabajando con un aporte mínimo de pasto, gran dificultad o imposibilidad de sembrar pasturas y verdeos (por falta de humedad en el suelo), y mayores costos (escapados en su dinámica, respecto de la de los precios que se perciben por la leche).

EL ESCENARIO COMERCIAL

Febrero: La tortuga que no alcanza a la liebre. Por múltiples factores, justo en un período en que los costos de los tambos se transformaron en liebres, los precios de la leche mutaron en tortugas. Y como aquí no corre la fábula, los problemas de los tamberos se siguieron multiplicando. Así, en Febrero, la Cuenca Oeste apenas alcanzó un incremento que rondó el 1,5%, en sus precios. Lo que en dólares los ubicó en 0,2850/litro, y en 4,1200/KSU ($20,25/u$s Márgenes Agropecuarios). Y en la comparación interanual (a moneda corriente) quedamos cerca de 17% sobre 2017.

Marzo: En un escenario complicado ¿Se despereza la demanda? La suma de factores que vienen complicando los números de los tambos, lo vienen haciendo también con las industrias, con lo cual la coyuntura se ha puesto muy cuesta arriba en nuestra lechería. A la escapada del valor de referencia de la oferta (VRO) por la suba de los costos de producción, que lo sitúa bien por encima del precio percibido en los tambos, se agrega ahora la caída del valor de referencia de la demanda (VRD), claro que en muy distinto grado y medida, según el tipo de empresa que se trate (las usinas grandes están mejor posicionadas que las pymes). No obstante, otros elementos parecen haber entrado en las consideraciones, como por ejemplo el lastre que significa la capacidad industrial ociosa instalada, y lo nociva que puede resultar en el futuro cercano la pérdida de oportunidades de negocios (adentro y afuera del país) por no contar con la leche necesaria. Es importante tener en cuenta esto último en las tratativas en curso por los precios de Marzo/Abril. Porque no son pocas las industrias que han comenzado a verlo, y a tomar decisiones comerciales en consecuencia, aunque graduales, para dar señales más claras a los tambos. ¿Comenzará de veras a desperezarse la demanda? Los negocios de mañana, se harán (o no) con la leche que se produzca (o no) hoy.

EL MARCO POLÍTICO INSTITUCIONAL

FunPEL, coyuntura y largo plazo. El 3° Outlook de la Lechería Argentina resultó muy rico, en términos de aportar elementos diagnósticos basados en la realidad, y elementos que esbozan las proyecciones del futuro probable en las lecherías del mundo. Y todo en un marco de gran camaradería lechera, entre actores que sostenemos nuestros respectivos intereses, pero conscientes de que compartimos con los demás el destino de nuestro negocio. Quizá haya ayudado a todo esto el hecho de que la FunPEL nos ofrece un espacio propio, que compartimos básicamente entre productores e industriales, con profesionales, empresarios vinculados al sector, y funcionarios técnicos y políticos del Estado. Espacio en el que nos enfocarnos en el mediano y largo plazo de las cuestiones estratégicas, más allá del corto plazo de cada coyuntura. Hubo mucha gente y faltó mucha gente del sector. Tenemos por delante llevar este espíritu y esta información a todos los rincones de nuestra lechería, para que con fundamento, cada actor pueda sumar su aporte y constituirse en sujeto y no objeto de los cambios que se vienen. Cuidemos entre todos la FunPEL.


Fuente: OCLA

Volver