Grandes y Pymes Volver

La industria aguarda actividad amesetada para todo el 2018

Distintos informes que analizaron cámaras empresarias e incluso la propia UIA mostraron que la heterogeneidad del crecimiento dejara de ser tal y se profundizará la grieta entre las ramas vinculadas a la obra pública, energías renovables, y Vaca Muerta, con el resto de los sectores. Según admitieron fuentes empresarias , el 90% de los sectores industriales están en situación de caída de producción, con picos "alarmantes"

30 abr, 2018

Los industriales prevén una actividad amesetada para el 2018 a pesar de las estadísticas positivas que se mantendrán durante el primer semestre. Distintos informes que analizaron cámaras empresarias e incluso la propia UIA mostraron que la heterogeneidad del crecimiento dejara de ser tal y se profundizará la grieta entre las ramas vinculadas a la obra pública, energías renovables, y Vaca Muerta, con el resto de los sectores que en la comparación 2015-2017 se agolparon en números negativos.
"En estos dos años hubo un período auto referencial, con un crecimiento durante 2017 que no fue tal sino que se trató de una recuperación parcial", alertó un analista que integra una de las cámaras representantes de los sectores sensibles que participa de la UIA. Allí, por caso, en la reunión de Comité Ejecutivo se señalaron las perspectivas a la baja que hay para la industria en lo que queda del año luego del crecimiento por "inercia" que se revelará hasta mayo, en donde la comparación interanual estará aún influida por una baja base de actividad en 2016.
Según admitieron fuentes empresarias consultadas por BAE Negocios, el 90% de los sectores industriales están en situación de caída de producción, con picos "alarmantes". "Algunos están en la guardia, otros en sala de internación, y varios ya están en terapia intensiva. Pero todos estamos en el hospital", graficó una de las fuentes consultadas.
Son diez los sectores que están en "terapia intensiva", que en los primeros dos años de gestión Cambiemos cayeron en un promedio del 10% y que soportan la "presión importadora" que se mantiene constante a pesar de la reducción del mercado interno. Lejos está la idea de contar con medidas técnicas para evitar avalancha en el comercio exterior, aunque algunos empresarios sueñan con que prospere el pedido de una tasa preferencial ante los tarifazos energéticos.
Ayer, la Fundación FIEL mostró que su Índice de Producción Industrial registró en marzo un crecimiento de 3% respecto del mismo mes de 2017 debido al avance de la producción automotriz y la de bienes de uso intermedio como siderurgia, minerales no metálicos, químicos y plásticos.
"La producción industrial del mes resultó 18,3% superior a la de febrero incluyendo factores estacionales, mientras que si estos se corrigen la actividad avanzó 1,2%. En el primer trimestre de 2018, y en la comparación interanual, la actividad industrial mostró una mejora de 3,9%, mientras que en relación al cuarto trimestre de 2017 la producción corregida por estacionalidad avanzó 3,5%", indicó el IPI.
La producción automotriz acumuló una mejora de 21% durante el primer trimestre seguido por la producción siderúrgica con el 18,4% y en tercer lugar la producción de minerales no metálicos, relacionados con la construcción, con el 9,7%. Sin embargo tres sectores muestran un retroceso interanual en la producción que alcanzó al 0,9% en el caso del petróleo, 1,5% en despachos de cigarrillos, y 5,9% en metalmecánica.
Los bienes de uso intermedio liderando el crecimiento en el trimestre con una mejora interanual de 5,6%, los de consumo durable, a partir del avance de la producción automotriz acumularon un crecimiento de 4,5% y los de consumo no durable una mejora de 2,3%. En tanto, la producción de bienes de capital resulta 1,8% inferior a la registrada entre enero y marzo del año pasado.


Fuente: BAE NEGOCIOS

Volver