Grandes y Pymes Volver

Conciliación obligatoria en el conflicto por los despedidos en Cargill

La cartera laboral dispuso la realización de una audiencia entre gremio y empresa el 24 de mayo. Qué pasa en Vasalli

19 may, 2018

El Ministerio de Trabajo nacional dictó ayer la conciliación obligatoria (rige desde las 22 de ayer) en el marco del plan de lucha, con huelga nacional por tiempo indeterminado, que lleva adelante el gremio de los Aceiteros para revertir los despidos que la cerealera Cargill realizó en las terminales portuarias de Villa Gobernador Gálvez y Bahía Blanca. Además, la cartera que conduce Jorge Triaca dispuso la realización de una audiencia entre gremio y empresa el 24 de mayo.

En un comunicado, la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina destacó que "la medida de fuerza se cumplió desde el primer momento de forma contundente en todo el país" , y que se trató de "una demostración rotunda de unidad y solidaridad obrera con la lucha de nuestras compañeras y compañeros de Cargill".

Continúa la incertidumbre en Vassalli
Después de más 20 días de mantener tomadas las plantas fabriles en reclamo de haberes atrasados los trabajadores de la empresa Vassalli siguen inmersos en un estado de preocupación e incertidumbre ante la falta de respuestas concretas aunque sin perder las esperanzas de encontrar una salida.

Tras una nueva movilización desarrollada ayer esperan el resultado de la reunión que se desarrollará el lunes, a las 14, en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo y que tendrá como principal objetivo acordar con el gobierno nacional algún tipo de asistencia económica para palear la crítica situación. Del encuentro participarán representantes de los organismos laborales de los niveles provincial y nacional así como del gremio metalúrgico y el municipio de Firmat.

Si bien el secretario de la delegación local de la Unión Obrera Metalúrgica, Diego Romero, cuestionó la demora vio "bien" que finalmente el Ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, haya dado la "orden" de intervenir para intentar atemperar los embates del conflicto.

Los obreros de Vassalli Fabril que protagonizaron la manifestación hicieron un alto frente al edificio cultural que fue escenario del cónclave donde el gremio planteó a las referentes de la cúpula política firmatense la necesidad de gestionar ayuda extraordinaria ante las crecientes necesidades que padecen las familias afectadas.

Tras ello los trabajadores siguieron su marcha hacia la concesionaria de maquinarias agrícolas que tiene en Firmat la ex presidente del directorio de la empresa, Mariana Rossi Vassalli, quien días atrás, como dio cuenta LaCapital, envió una cartas documentos a los integrantes del grupo que maneja las riendas de la firma desde hace dos años para que les devuelva las acciones que le cedió a fin de poder avanzar en negociaciones con interesados en hacerse cargo del manejo de la emblemática industria de cosechadoras.

Su decisión generó una fuerte expectativa y más aún al conocerse que la heredera de Don Roque Vassalli pidió una audiencia de mediación ante la Justicia, que se llevará adelante el próximo miércoles en los Tribunales de Rosario, para discutir el tema a partir del planteo basado en el incumplimiento de condiciones que fueron fijadas para los beneficiarios de la donación del paquete accionario.

Posible solución

Después de recibir y charlar con los trabajadores que fueron a su establecimiento comercial, la empresaria confirmó en declaraciones a la prensa haber mantenido conversaciones con grupos que "estarían interesados (en la fábrica) y podrían traer una solución" aunque no reveló nombres porque hay "un contrato de confiabilidad que respetar" aclaró para luego negar versiones periodísticas sobre posibles negociaciones que habría llevado adelante con la fabricante de motos y autopartes Corven, cuya sede está en Venado Tuerto.

"Si tengo que sentarme con los tres concesionarios (que hoy están al frente de la fábrica) y llegar a un acuerdo de hacer algo con otra gente lo hago pero no veo predisposición, por lo que les estoy pidiendo que devuelvan las acciones para poder hacerlo yo", explicó Rossi Vassalli.

La mujer destacó que en la carta documento "les pedí a los actuales concesionarios de la fábrica que den un paso al costado y de esa manera no llegar a la Justicia" para luego recordar que "en su momento, me corrí yo. Hoy les estoy pidiendo que me devuelvan mis acciones para poder destrabar este conflicto y hablar con otros grupos".

Asimismo se mostró preocupada por la "dramática" situación que viven los trabajadores de la empresa que fundó su abuelo y fijo posición al sostener que "no se juega con el hambre ni con las necesidades de la gente". Aseguró que la decisión de revocar el contrato de transferencia de sus acciones la tomó al advertir "hace unos meses" que "la gestión (del grupo de concesionarios) no llegó a buen puerto" al tiempo que dijo no tener "espalda" financiera para hacerse cargo de la empresa, por lo que fundamentó el reclama de que le restituyan las acciones "para poder negociar con otros grupos interesados". La empresaria calificó como de "muy cordial la charla" que mantuvo con los trabajadores y recordó que tanto ella como su abuelo "siempre" tuvieron "una buena relación" con el personal para luego reconocer que se cometieron "aciertos y errores" e insistir en la necesidad de "buscar una solución viable" a la problemática actual a partir de "negociaciones que van a llevar su tiempo".

Rossi Vassalli aseguró que hasta el momento solo respondió uno de los tres concesionarios a los que instó a través de cartas documento para que le restituyan las acciones que le donó con la obligación de cumplir una serie de obligaciones que, asegura, no respetaron. Se trata de Gastón Aguirre, en su contestación "niega, niega" los puntos planteados, dijo la empresaria.

Claro que mientras las indefiniciones siguen siendo el denominador común de esta historia de final abierto los trabajadores experimentan la angustia de no poder cobrar sus salarios atrasados. "Si bien lo urgente es hacer frente a necesidades básicas y cobrar los meses que la empresa debe de salarios, los trabajadores están expectantes ante la posibilidad de que venga un inversor para darle aire a la fabrica ya que lo único que recibieron con el actual grupo que maneja la empresa son promesas inclumplidas, maltratos y humillaciones", dijo ayer a LaCapital, el secretario de Organización Uom Firmat, Javier Perrone.

Y en esa misma línea valoró el plan de lucha llevado adelante al sostener que "la gente la está pasando mal, pero se mantiene firme en la pelea porque tocaron su dignidad y su orgullo y eso no se negocia".

El abogado de la Uom, Pablo Cerra, resaltó la "dignidad" con la que los trabajadores "mantienen la medida de fuerza más a allá de las necesidades coyunturales" al tiempo que destacó el papel que juega en tal sentido la conducción gremial "al estar batallando junto (con los obreros) en el conflicto"

Ante la critica coyuntura las muestras de apoyo y solidad por parte de la comunidad firmatense se suman al acompañamiento de los estados municipal y provincial en materia de contención y ayuda para hacer frente a distintas problemáticas y necesidades. Por su parte, Maximino se mostró expectante respecto a la reunión del próximo lunes al sostener que la atención está centrada en herramientas que pueda generar el Estado Nacional "para contribuir a haber frente a esta difícil situación".



Fuente: La Capital

Volver