Informes Volver

¿Qué mirada de lo rural, del campo, nos deja el CNA2018?

INFORME ESPECIAL. Santa Fe en Producción realizó un análisis de los resultados obtenidos en el Censo Nacional Agropecuario 2018. Un nuevo campo, con mayor valor agregado, es uno de las conclusiones

16 may, 2020

Desde el análisis preliminar de Encuestas previas y el Censo completo, se puede adelantar que se está viendo un nuevo campo, un campo que se fue encaminando hacia al mayor valor agregado.
Las odiosas y ligeras miradas urbanas de “los gringos amarretes” que no reinvierten, se desvanece ante una realidad comprobada y numérica. Pero, las interpretaciones tendenciosas seguirán… una pena. 
Si en lugar de inventar fantasmas, se madurara hacia una real interpretación de los hechos, cada valor de reinversión debería ser acompañado para que se consoliden puestos de trabajo calificados, más tecnologías y más generación de divisas para Argentina.
Comparando con el Censo del 2002, parece que hay más cerdos, más pollos y más contratistas. Al mismo tiempo apareció la tendencia al agregado de valor en origen y la 'multilocalización' de los propietarios. Esto es, las personas a cargo de las explotaciones; dueños que no residen en la propiedad sino en las ciudades o hasta en Capital Federal. Aunque, sorpresa, aparecen muchos pobladores en determinadas zonas del campo, lo que también desmiente aquello de predios vacios, taperas y otras pinturas. 
La tendencia que ya podía verse en 2002, se consolidó: dentro de las actividades agrícolas aparecieron más cerdos, más pollos, se terminó de generalizar la figura del contratista rural. También apareció el turismo Rural. 

ALGUNOS PRIMEROS DATOS
El barrido censal indica que existen 157 millones de hectáreas destinadas a actividades agropecuarias. De esa superficie, unas 37 millones se orientan a la agricultura, principalmente con la siembra de oleaginosas y de cereales, en ese orden. 
El 22% de esa superficie tiene dos cosechas al año. Este es un dato destacable por el alto nivel de intensificación tecnológica sobre una superficie que se ha mantenido relativamente estable (comparación intercensal).



Se nota una variación en la distribución de la superficie agropecuaria en las provincias, respecto a 2002. Existe un crecimiento de la explotación agrícola en Santiago del Estero, en Chaco y en buena parte de Córdoba, que era semiárida y se ha vuelto una zona pampeana, así como en Salta y en el este de San Luis, por efecto del clima y del ingreso de los maíces tardíos, que se siembran a partir de diciembre. Clarísimo aporte de la tecnología, el I+D  de los últimos casi 20 años.
En cambio, en Patagonia se perdieron alrededor de 7 millones de hectáreas productivas, principalmente en Santa Cruz y en Chubut, por efecto de la reducción de los establecimientos bovinos. Sin duda, atribuibles a los problemas generados por el volcán Puyehue con la suma de la proliferación de la fauna salvaje y una crisis de precios internacionales que hace que haya unas 550 grandes explotaciones abandonadas, respecto de 2002.

LA MUJER Y LO PERIURBANO 
Los resultados preliminares del CNA-18 concluyen que en el campo viven unas 780.000 personas, de las cuales 130.000 son mujeres. 
Es interesante la participación de casi 30.000 mujeres decisoras en la administración agropecuaria.  Además, son más de 90.000 las mujeres que se encuentran trabajando en el campo.
En algunas zonas, se registra un exilió de las poblaciones rurales en las últimas décadas: se observaron 72.000 casas deshabitadas en el campo. Las denominadas taperas.
Las explotaciones agropecuarias, disminuyeron de 378 mil en 1998 a 222 mil en 2018. Esto no necesariamente significa que haya una mayor concentración de las mismas: la forma de distribución de la tierra adentro puede haber cambiado significativamente. 
Desaparecieron los grandes pooles y apareció otro fenómeno, otro actor para tener en cuenta: los periurbanos hortícolas. Prácticamente no quedan ciudades de más de 50.000 habitantes que no tengan un periurbano de hortalizas”.

INNOVACIONES
El 35% de las explotaciones agropecuarias tienen acceso a internet. Mientras que provincias en el NOA y NEA, tienen entre 4 y 6%  de la conectividad, lo que indica una vacancia para trabajar desde los Gobiernos, en el interior de la Argentina. El tema se complejiza para pensar en la agricultura de precisión, intensiva en el uso de conectividad.
El 5% utiliza Mercado de Futuros y Opciones
Proceso de industrialización en sus comienzos en el campo: hay unas 1500 instalaciones de molienda forrajera adentro de las explotaciones agropecuarias. O sea, productores que hacen alimentos balanceados, una actividad plenamente industrial adentro de la explotación agropecuaria tradicional. 
Hay unas 260 extrusoras que muelen grano para hacer pellet de soja y, además, hacen biocombustibles.
La industrialización de los granos en origen, se ve en el caso de las explotaciones que hacen alimentos balanceados y su propia ganadería confinada en feedlot, tambos, pollos o cerdos, reconfiguran la palabra agropecuario.
El 17% de las exportaciones agropecuarias generan energía vía paneles solares. También poseen otras fuentes como biogás. dO sea el campo empieza a volverse un complejo porque va más allá de carne, granos y leche.


Roberto Bisang en base a datos CN18

TECNOLOGÍA Y AGREMIACIÓN
Otros datos que se desprende del estudio que realizó el equipo de Roberto Bisang  tiene que ver con que el 45% de los establecimientos lleva registro de la producción. Apenas el 9% realiza análisis de suelo y el 8% envía material a reciclado no degradables

  • De las aproximadamente 250 mil EAP, 9500 practican agricultura de precisión 
  • 87550 empresas reciben algún tipo de asesoramiento externo. La mayor parte proviene del sector comercial y no de organismos oficiales
  • 53.083 están asociadas a entidades técnicas (4.342; 1,77%), cooperativas (35.079; 14,3%) o gremiales (20.608; 8,4%). 



Roberto Bisang en base a datos CN18


Realizando una comparación con respecto al Censo Nacional Agropecuario realizado en 2002, un dato que se desprende que disminuye en un 10% el área total de la superficie implantada (17.384.631 hectáreas)  




Roberto Bisang en base a datos CN18


DE VALORES AGREGADO, VINOS Y ACEITUNAS

Los datos que se desprenden del CNA es de 250.881 explotaciones. Es interesante revisar algunos datos de ese total, que tiene que ver con la diversidad de las economías regionales y un agregado de valor en el origen.

Casi 10 mil están integradas con agroindustrias, 3000 fraccionan aceitunas y 2300 envasan hortalizas. Un poco más de 3.800 procesan deshidratados de frutas y verduras o preparan jaleas y mermeladas. Los Establecimientos elaborados de vino llegan a 233 y casi 2500 fabrican embutido con fines comerciales

DE TAMAÑOS, POOLES Y LUGARES DE RESIDENCIA

Otro dato para analizar que deja el CNA tiene que ver con el tamaño de los mismos. La mayoría, posee entre 200 y 500 hectáreas. Casi 2.500 establecimientos poseen más de 10.000 hectáreas de los cuales 843 (34%) se ubican en las 10 provincias agrícolas

Casi 212.000 EAP están organizadas como personas humanas de las que el 96% nacieron en Argentina, 43. 400 están gestinadas por mujeres; 8,2% tienen educación universitaria y el 45,2% de sus productores viven en las mismas.  

Roberto Bisang en base a datos CN18



Fuente: SANTA FE EN PRODUCCIÓN

Volver