Informes Volver

Vicentin..¿es la mirada porteña y fuera de época?..

Por la pueblada en marcha en Reconquista y Avellaneda parece ser que sí

10 jun, 2020

Este lunes, el país -y sobre todo Santa Fe y su Gobernador-, merendaron con la conferencia de prensa del Presidente y algunos funcionarios y legisladores, que anunciaban la decisión política de intervenir en la causa Vicentin, e incluso ir por una expropiación.

Todo raro… demasiado. Una causa judicial en marcha y a buen ritmo, una causa penal iniciada contra Padoan y su bandita de aprovechadores de los recursos públicos (el millonario crédito en dólares del Banco Nación, en tiempo record antes de irse Macri del gobierno). Posterior e inmediata declaración de stress financiero, nuevos términos para el viejo concepto de tomo dinero barato y no lo devuelvo. Inicio de proceso judicial de quiebra de la parte empresarial del rubro Granos.

La firma funcionando, los trabajadores en sus puestos de trabajo y cobrando. La verdad, sólo una mirada de viejo cuño, o de vieja época, puede entender la movida del gobierno. También la suspicacia. Quien puso el nombre del Presidente, está moviendo el tablero, para decir: “acá mando yo y vuelvo a reeditar épocas pasadas de moda”… pero que rinden en la coyuntura del relato de nuevo cuño”.

Veremos cómo viene todo. Por lo pronto reaccionó el pueblo de Avellaneda y Reconquista y no permitió el ingreso del supuesto segundo interventor designado por el Gobierno Nacional… se comenta que habrá cortes de ruta. Mientras tanto, el Gobernador y su equipo, reaccionaron tardíamente, en dispar medida. El Ministro de la Producción rechazó la iniciativa. El propio gobernador y algunos de sus exponentes, tibiamente ensayando una especie de acompañamiento distante. Veremos.

También debemos poner en contexto real todo. La firma Nacional es importante en el rubro granos, porque tiene un 10% de acción en este fenomenal mercado. Pero, por favor, entendamos que los que verdaderamente juegan y en serio son otros cuatro, con el resto del porcentaje (90%), Corfo (chinos), Cargill, Dreyfus y Bunge. Al mismo tiempo que las grandes definiciones financieras se juegan todos los días en las Bolsas de referencia como Chicago, EEUU. ¿De que regulación de precio interno hablamos? Raro, todo muy raro. Con la figura de YPF Agro que no se sabe qué papel jugaría. Mencionada, fue mencionada, pero su Directorio ayer también merendó con la noticia.

Raro. Raro.

 

Vicentin de Santa Fe.

Su nombre llenaba de orgullo al complejo agroexportador local. Empresa familiar con casi 100 años de historia, parece quedar atrapada y muere como nació: con una quiebra. Tiene su antecedente en un Almacén de Ramos Generales de pueblo, Avellaneda-Reconquista, como fueron todas las grandes innovaciones comerciales de nuestros gringos con visión.

La empresa agroexportadora que tenía una calificación crediticia excelente y que había sido beneficiada con líneas del Banco Nación anunciaba mediante un comunicado, que sus negocios “se han visto negativamente afectados por un contexto de crisis recurrentes, aumento de tasas de financiamiento, cierre de mercados y el incremento permanente del costo argentino”. Era un problema de stress financiero y  un tema de solvencia y no de liquidez. No podía hacer frente a una deuda de USD 1350 millones, de los cuales más de USD 300 millones eran del Banco Nación (otorgados en tiempo record por la administración Javier Gonzalez Fraga, era final Macri).

Datos oficiales indican que en 2019 Vicentín fue el principal exportador del país de aceites y subproductos de soja y girasol, con un total de 7.425 toneladas vendidas al exterior.

De pronto,  el pasivo de la empresa, seis meses más tarde se calcula en USD 1500 millones. Más del 50% de estas deudas afectan sector financiero nacional, principalmente a la banca pública (por financiamientos otorgados), cooperativas y sus asociaciones, productores y otras firmas agropecuarias a quienes Vicentín adquirió sus granos (acreedores quirografarios) y el Estado por deudas impositivas y aduaneras. Y las autoridades del Banco Nación de la gestión anterior, Javier González Fraga, enfrenta una causa judicial por los créditos otorgados. Tambien el clásico rico ostentandor  y uno de los dueños de Vicentín, Gustavo Nardelli, enfrenta otra. En este caso por violar la cuarentena e irse a navegar en su yate.

Un trabajo de la Bolsa de Cereales de Rosario (BCR) muestra que la compañía fue una de las mayores exportadoras del complejo de mayor peso en el comercio exterior argentino.

A pesar de la situación de stress financiero que decía atravesar, los datos indican que parecería ser más una decisión de la compañía esquivar el pago de los créditos. Por lo menos así se desprende de los resultados de 2019.

Mediante las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior la BCR señalaba que COFCO, China National Cereals, Oil & Foodstuffs, lideró el ranking de exportadores agroindustriales en 2019 con el 15% de las ventas totales, por 14,2 millones de toneladas. Le siguen Cargill, (11,9 millones de toneladas o un 12% del volumen total), y ADM (11,2 millones de toneladas, que equivale al 11%). El cuarto lugar en la lista lo ocupa Bunge, (9,5 millones de toneladas o un 9%,) y recién ahí aparece la primera empresa de capitales nacionales, Aceitera General Deheza (AGD) con 8,7 millones de toneladas.

Apenas 300.000 toneladas atrás quedó Vicentin. La empresa que tienen la planta de crushing (molienda del poroto) más importante quedó en sexto puesto. Mientras acusaba stress financiero, cerraba ventas por 8,4 millones de toneladas lo que le significó el 9% del total del mercado agroexportador de la Argentina.

Así, hasta finales de 2019 la facturación de Vicentin excedía los USD 4.200 millones anuales, tomando en cuenta los negocios de Molienda de oleaginosas y producción de harinas y aceites, sus participaciones en otros negocios como la producción de biocombustible, vinos, algodón, puertos, etc.

Vicentin, tiene hasta la fecha más de 2.638 acreedores que no recibieron por parte de la empresa pago alguno por sus prestaciones. Más del 50% de las deudas corresponden al sector financiero, principalmente a la banca pública (por financiamientos otorgados), cooperativas y sus asociaciones, productores y otras firmas agropecuarias a quienes Vicentin adquirió sus granos y al Estado por deudas impositivas y aduaneras.

El principal acreedor es el Banco Nación, (18.182.297.617,70) seguido por el Banco Provincia de Buenos Aires ($1.814.311.396,16), el BICE ($313.233.794) y el Ciudad ($318.704.741,10)




Fuente: Santa Fe en Producción

Volver